martes, 16 de octubre de 2012

¡Nos casamos!


     Una vez más, Triana me agarró de la mano y me llevó a un universo inimaginado: como en su momento fue vivir la vida de un modo sano, la maternidad, una excelente sexualidad, reír hasta el cansancio, la pesca, poner un objetivo y saber que se cumplirá, que los obstáculos solo son desafíos… ahora, nos casamos!
     El día del Registro Civil fue muy emocionante, llegamos y gran parte de la familia nos esperaba en la puerta saludándonos animados. Llegamos agarraditas del brazo, no solo por amor, sino porque era la primera vez que me había puesto zapatos con taco, luego del accidente con mi rótula y Triana tenía miedo de que me volviera a caer.
     Estaban la familia y los amigos, todos animados, sacándonos fotos y filmándonos. Nos llaman a ingresar a la sala y nos tomamos los 4 de la mano, para sentarnos delante de todo. Al comenzar la ceremonia eran como ¡60 personas!
 Lloramos, nos reímos, nos mimamos, abrazamos a nuestros hijos y dijimos: SI, ACEPTO, como tantas veces lo dijimos en la vida y como tantas veces lo seguiremos diciendo.

3 comentarios:

CRISA dijo...

enhorabuenaa!!!

Iris Anabantha dijo...

Que hermoso!!! Felicitaciones! Me emocione mucho, les deseo todo lo mejor que se pueda tener! y que el amor que las unió dure para siempre... Besos a los cuatro...

Roma dijo...

Crisa e Iris, muchas gracias!!! seguramente seremos felices siempre