domingo, 18 de enero de 2009

El necesario esfuerzo para cumplir los sueños


Triana acaba de partir. Es la primera vez que por razones laborales debemos pasar unos meses separadas… Me invade un vacío y silencio sepulcral.
Tinchi de vez en cuando tose para que yo lo mire y cuando lo hago me sonríe, Tato juega a la lucha con sus muñecos y solo se escucha un “Uh, Agh, Aahhh!!”.
La ausencia de Triana me llena de soledad, me cuesta sostenerme en la idea de que es importante y necesario que ella hoy se vaya para que podamos cumplir nuestros sueños.
Al oído le dijo a Tinchi: “Por favor a la vuelta no te olvides de mi, no te olvides de mi…”, a Tato lo estrujó entre sus brazos y a mí me tocó un: ”te amo” tan lleno de amor que debo reservarlo para todos estos meses.
En unos días nos vamos los tres al mar aceptando una invitación de Italia, mi mamá.
Sabemos que mi Triana está con nosotros, pensándonos, sintiéndonos… pero como decía una canción: “Se me hace todo difícil sin vos… “ ¡¡Te voy a extrañar Triana!!



5 comentarios:

rosa y clavel dijo...

Hola amiga! Aunque no lo creas me has hecho llorar, me trasportaste al momento que mi rosa me dejo solita, estuvimos exactamente 4 meses separadas, era un amor cibernético, espero no volver a pasar por esto porque mi corazón ya no aguantara (por la edad jijiji) pero tienes dos preciosidades que te harán compañía y sobretodo la almohada de Triana que será la que abrazaras y comerás a beso al mismo tiempo que la mojaras de lagrimas, espero que pase pronto los días y puedan estar juntas de nuevo ese mismo día la tomaras y no querrás mas nunca separarte de ella, les deseo toda la suerte del mundo y que en esta separación logren lo planeado.
Las quiere y saluda….muchos besos y que disfruten con Italia

Anónimo dijo...

Roma,

Descubrí este blog por carámbola, e inmediatamente lo compartí la dirección con una pareja de amigas que esperan su primer bebé.

Desde entonces me gusta entrar y disfrutar las anécdotas tuyas y de tu familia.

Al leer este post sobre la ausencia forzosa de Triana, me has hecho recordar la vez que yo también tuve que aguantarme una separación forzosa de mi compañero por razones de trabajo. Fueron meses largos y raros, pero algo que me ayudo mucho a sobrellevarlo fue asumir un proyecto importante para los dos para compartir los resultados a su vuelta, y lo otro fue "escribirle" a él pero para mí (algo así como un relato largo, un monólogo que era casi una conversacion).

Tienes la suerte de contar con la presencia de Tato y Tinchi, ellos también podrían ser parte de ese "proyecto especial" en lo que mami regresa.

¡Ánimo, un abrazo desde PR!
LiSA : )

Roma. dijo...

rosa y clavel: cuando yo escribí esto tambien me acordé de ustedes. Cada noche estoy aferrada a su almohada, que tiene su perfume. Seguramente lograremos lo planeado. Gracias.

Anónimo Lisa: gracias por escribirme, es cierto que los chicos me llenan los días, me cansan, me dan felicidad, pero por las noches cuando me acuesto, no dejo de pensar en una cuenta regresiva del día de regreso de Triana. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Fuerza Corazon!! que dara sus frutos.un besote enorme,eli

Roma. dijo...

Anónimo eli: gracias!!!