miércoles, 10 de diciembre de 2008

La bruja no es tan mala y está en casa

Triana hace unos días que tuvo que viajar, para continuar con algo para cumplir un sueño de los cuatro. Aún es bastante complicado arreglarse con ambos niños, pero no es imposible.
Esta mañana, mientras le daba la leche al mayor y el pequeño se desperezaba por la luz que entraba por la ventana, Tato me dice:

- Má, ayer soñé con una bruja, que los chicos teníamos que luchar y ganarle.
- ¿Y qué pasó?
- Le ganamos… Ayer no te pude “decir algo” porque me quedé dormido.

(Aclaración: “decir algo” es una frase utilizada en complicidad con Triana, utilizada cada noche para ir a jugar a la lucha en la cama grande.)

- Sí, traté de despertarte pero no pude.
- ¿Creés que la bruja de mis sueños eras vos?
- ¿A vos que te parece?
- Que sí.
- Ah, bueno…


Brujas, monstruos y oscuridades conviven con nosotros sin darnos cuenta, formando la contracara de la realidad llena de luz.

5 comentarios:

Noelia dijo...

Un capo Tato!!! adoro esos niños.

Besos a los 4!

Noelia

Roma. dijo...

Noelia: esos niños te adoran a vos!! Un besote y felices fiestas para los tuyos.

Florcita dijo...

HAcia mucho que no las leia.
La verdad que me gusta mucho su blog.. tienen una famili muy hermosa..

les deseo mucha suerte
y les dejo un beso :)
florcita*

Roma. dijo...

Florcita: me alegra mucho volver a leerte.
Te mando un abrazo.

Ladybug dijo...

a mí esto me suena a complejo de edipo :P
no pude evitar pensarlo, leí hace poco sobre el asunto!

saludos ^^