viernes, 6 de julio de 2007

Últimos pasos y llegó Tatito a nuestras vidas!!!



Empecé a tomar ácido fólico para que el bebé estuviese fuerte. Según las ecografías llegó el primer intento de inseminarme.
Llegamos puntuales y me recosté en una camilla donde el médico le posibilitó a mi pareja poder tomar la jeringa y realizar ella la inseminación mientras me tomaba de la mano con dulzura. Fue un momento privado y hermoso.
Este primer intento fue fallido, era algo esperable, debíamos esperar al mes siguiente y es lo que hicimos sin desanimarnos. ( Mentiraaaaa, creí que nunca quedaría!!!!!)
2º intento: acorde a la fecha correspondiente, me realizaron dos inseminaciones y al cabo de unos días, me enteré de la feliz noticia de mi embarazo!!!
Enseguida se lo dijimos a los amigos y a la familia, que además de sorprendidos se mostraron felices. (Miento) No se mostraron felices, a pesar de que ya conocían nuestro proyecto suponían que no lo llevaríamos a cabo o que por ser lesbiana no sería fértil o no sería posible quedar embarazada, así como una especie de maldición o cosa de Mandinga, o un destino tortuoso y doloroso.
Tuve inconvenientes en el trabajo donde se pusieron a dar opiniones a libre albedrío negativas y la familia se volvió de un hermetismo absoluto. Ayyyyy.... al principio que soledad,el mundo de afuera nos daba la espalda... Perooooooooooo No nos desalentamos, ya éramos tres. Ya éramos una familia!!!!!!!!!!!!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay... que duro.
digo, lo de la familia y el trabajo.
Yo ya tengo 2. Ya estaban en mi vida antes de enamorarme de una mujer.
Ahora quisiera tener otro... pero que difícil me imagino que sería!

Ana de Alejandro dijo...

Así pasa a veces, hay gente a la que no le hace gracia que seamos diferentes. A mis suegros sigue sin gustarles la idea y no quieren conocer a nuestros bebés.

Roma. dijo...

Hola! quizás con la familia y la sociedad es difícil al principio. Creo que todo se tiende a acomodar con el tiempo, Tati cuando le sonríe a sus abuelos, les saca tooooodo, lo aman.