lunes, 16 de julio de 2007

CAPRICHO!!! ( Pajarito en peligro.)



Era un sábado de verano. El sol rajaba la tierra, por la calle solo iban niños jugando al carnaval, o yendo a la plaza. Emprendimos los dos, camino hacia allí.
Tati ya tenía su carácter y era la época donde todo el tiempo quería imponer su punto de vista de las cosas, hacía caprichos y no me hacía caso, ni a mí, ni a nadie.
Después de dar unas vueltas en una calesita, tirarse por el tobogán, algo en la arena, bajo un árbol, llamó su atención: un pichón de gorrión que agarró entre sus manitos sin temor, diciendo que lo quería llevar a casa, que sería su mascota. Traté de persuadirlo, diciendole que debía hacerle caso a la mamá, que debía volver a la casa el pajarito.
“ Nooooo, no le hace caso a la mamá, le hace caso al papá!!! Tiene mamá y papá” gritaba enfurecido, mientras el pichoncito lo miraba buscando compasión. Ya la integridad física del polluelo y la psíquica de mi hijo peligraba (si lo asfixiaba) entonces lo convencí para que lo dejara en el suelo y pudiese volver con su familia. A regañadientes, aceptó.

3 comentarios:

Dani dijo...

auchh!
:$
vaya... y cuántos años tenía?

Roma. dijo...

Tenía dos años y ocho meses.Esto fue lo 1º que le pasó: aprovechar la situación de no tener papá y plantearme en la cara que él no tenía.Yo releo estas notas y no puedo creerlo, que haya sido tan Pequeño.

Patty dijo...

Wow, era un niño muy muy inteligente para su edad. Los niños son esponjitas, absorben todo lo que ven y escuchan a su alrededor, lo mejor es conversar con ellos y tratar de explicarles las cosas en un lenguaje deacuerdo a su edad y desarrollo.

Soy madre y sé que es mas fácil decirlo que ponerlo en práctica pero hay que hacer el esfuerzo..es lo mejor.

:)

p.d. voy comentando a media voy leyendo los post.